Viernes 15 de abril de 2016 
Entrevista a Ester Fuentes, representante APROFEX
“Tenemos que aprender a cambiar las quejas por peticiones para que esto funcione”
Comparte :

En tu rol de representante de APROFEX en la Mesa de Trabajo del Procedimiento de denuncia del maltrato y acoso laboral y sexual, ¿qué ha significado esa instancia de trabajo?

Bueno, es difícil separar el ser funcionaria y representante, porque no puedes dejar de lado tu experiencia personal. Y acerca del rol, creo que significa no sólo representar a los profesionales, también a los administrativos, auxiliares, a las personas de contratos locales. Se trata en lo posible de llevar las inquietudes de los funcionarios, poder plasmarlas en el procedimiento.

¿Y trabajar en la temática misma del maltrato y acoso, que ha significado para ti?

Lo veo como la oportunidad de ayudar a que la gente sea más crítica y que no deje las cosas pasar. Es ir cambiando nuestra visión, ir tomando conciencia y no quedándonos callados frente a cosas que antes se tomaban como normales. Que la gente pare lo del acoso sexual, que se empodere y diga “oye basta, yo creo que esto no es un simple piropo que se pueda pasar por alto”.

Las cosas han evolucionado y la gente está más crítica. Nos estamos interiorizando de ciertas cosas y las vemos distintas, por ejemplo el tema de discriminación, los comerciales de limpieza donde siempre está la mamá con la hija, eso ya me molesta, y cuando las cosas empiezan a molestar es porque uno está en desacuerdo y hay que hacer algo para cambiarlo. No se puede esperar que las cosas cambien si yo como funcionaria no me hago respetar, no respeto mi trabajo, mi experiencia. Si yo no hago eso, nadie va a cambiar por mí, yo tengo que cambiar para que el resto cambie. Porque uno es la fuerza del cambio, el motor de cambio. La sociedad chilena está muy basada en las quejas y creo que tenemos que aprender a cambiar las quejas por peticiones para que esto funcione.

Y en ese sentido, viendo el Plan Trienal en su globalidad, ¿sería parte de esta oportunidad de cambiar las quejas por peticiones?

Para todo es una oportunidad. Porque se han dado cuenta que la gente no es solamente un trabajador que viene y cumple horario, y que después se va y se olvida de la oficina o de los problemas. Y tampoco llega al trabajo y se olvida de que tiene familia, que tiene que solucionar algo, que tiene proyectos… entonces lo bueno de esto es que te están mirando como un todo. Y es verdad, nosotros no nos podemos dividir. La idea es que saquemos lo mejor de nosotros, en lo personal y en lo profesional. Nosotros somos humanos. No podemos desprendernos de nuestra humanidad, de nuestras emociones. Y eso es bueno, porque en el fondo hubo tantos siglos que era solamente lo intelectual, la razón, y ahora no. Ahora si tú lloras está bien, los hombres que lloren, que apapachen a sus hijos, que les hagan arrumacos, está bien. Si los hombres quieren tomar el posnatal que se lo tomen, ¿cuál es el problema de que se hagan cargo de sus hijos? ¿Y cuál es el problema de que la mujer, si quiere irse con su marido destinada, pueda pasar a su marido como carga? Igualdad de condiciones para todos, no solamente deberes, también derechos.

Comentarios
No se han recibido comentarios.

Guía de uso

Ingresa tu comentario a continuación:

Nombre: Procedencia:
Comentario:
Caracteres restantes: 1000
Código de seguridad: captcha