Política Exterior
MERCOSUR y su relación con Chile

El 26 de marzo de 1991, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, suscribieron el Tratado de Asunción que crea el Mercado Común del Sur, MERCOSUR. (ver en: www.mercosur.int/msweb/). Con la suscripción de este Tratado se da inicio a un ambicioso proceso de integración que involucra la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos, el establecimiento de un arancel externo común y la adopción de una política comercial común, la coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales, y la armonización de sus legislaciones en estas áreas.

La prioridad que en el ámbito regional, representan los vínculos Chile-MERCOSUR, se entrelaza con una serie de elementos que trascienden la coyuntura, tales como relaciones de vecindad, ganancias de la integración física, integración minera, interlocución política internacional, coordinación para adoptar estrategias conjuntas, y aspectos económico-comerciales, sociales y culturales.

Este proceso se profundiza a partir de 1994, con la aprobación del Protocolo de Ouro Preto, mediante el cuál se establece la estructura institucional del MERCOSUR y se le dota de personalidad jurídica internacional. En Ouro Preto se puso fin al período de transición y se adoptaron los instrumentos fundamentales de política comercial común que rigen la zona de libre comercio y la unión aduanera que caracterizan hoy al MERCOSUR, encabezados por el Arancel Externo Común.

Chile no estuvo ajeno a este proceso de integración. Si bien no participó como miembro pleno, fue el primer país en suscribir un Acuerdo de Complementación Económica con el conjunto de países del MERCOSUR (ACE 35) con fecha 25 de junio de 1996 (ver en: www.aladi.org). Su objetivo fue liberalizar la circulación de bienes y servicios, facilitar la plena utilización de los factores productivos en el espacio económico ampliado, impulsar las inversiones recíprocas, promover la complementación y cooperación económica, energética, científica y tecnológica, entre otros.

Ese mismo año, Chile se integra como Estado Asociado del MERCOSUR, formalizando su vinculación política con dicho bloque. Posteriormente, en 1997, se fijó un régimen de participación particular para Chile en las reuniones de la estructura institucional de MERCOSUR, conforme al siguiente detalle:

  • Participación en Foro de Consulta y Concertación Política.
  • Participación en los foros de negociación (Subgrupos de Trabajo; Grupos Ad-Hoc; Reuniones Especializadas y Reuniones de Ministros).
  • Participación en los debates de los foros cuya competencia se relacione con los temas del ACE 35 o sean de interés de ambas partes. (Decisión 12/97).


Relaciones políticas Chile-MERCOSUR
La participación de Chile en el MERCOSUR político se refuerza con ocasión de la X Reunión del Consejo Mercad Común (San Luis, Junio de 1996), al adherirse a la "Declaración Presidencial sobre Compromiso Democrático en el MERCOSUR" y, posteriormente, el 24 de julio de 1998, suscribió el Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el MERCOSUR, Bolivia y Chile". Ambos instrumentos reconocen la plena vigencia de las instituciones democráticas como condición indispensable para la existencia y el desarrollo del MERCOSUR.

Asimismo, en dicha ocasión se suscribió la "Declaración Política del MERCOSUR, Bolivia y Chile como Zona de Paz", a través de la cual se manifiesta que la paz constituye un elemento esencial para la continuidad y el desarrollo del proceso de integración regional. En ese sentido, se acuerda, entre otros puntos, fortalecer los mecanismos de consulta y cooperación sobre temas de seguridad y defensa existentes entre sus países y promover su progresiva articulación y realizar esfuerzos conjuntos en los foros pertinentes para avanzar en la consolidación de acuerdos internacionales orientados a lograr el objetivo del desarme nuclear y la no-proliferación en todos sus aspectos.

Además, los Estados Partes adoptaron, el 20 de junio de 2005, el Protocolo de Asunción sobre Promoción y Protección de los Derechos Humanos, al que Chile adhirió.

En julio de 2004, se aprueba el nuevo régimen de participación de los Estados Asociados en la estructura institucional del MERCOSUR. Si bien esta Decisión requiere ciertas precisiones en cuanto a su contenido, en la práctica, el nuevo régimen fija las condiciones de participación, pero particularmente los requisitos mínimos que deberán cumplir los terceros países que desean adquirir la condición de Estado Asociado del MERCOSUR.

La participación de Chile en la estructura institucional del MERCOSUR se enmarca dentro del calendario de reuniones de los distintos Subgrupos de Trabajo; Grupos Ad-Hoc; Reuniones Especializadas y Reuniones de Ministros. En este contexto, se registra una nutrida participación de Ministros de las distintas reparticiones públicas de nuestro país involucradas en este proceso. Es así como, en la actualidad, Chile participa activamente en más de 25 instancias que dependen del Foro de Consulta y Concertación Política. Estas son:

  • Grupo de Trabajo sobre Armas de Fuego y Municiones
  • Reunión Especializada de la Mujer
  • Reunión Especializada de Autoridades de Aplicación en Materia de Drogas
  • Reunión Especializada de Municipios e Intendencias del MERCOSUR
  • Reunión de Altas Autoridades sobre Derechos Humanos
  • A su vez, se han instituido las Reuniones de Ministros en las siguientes áreas:
  • Ministros de Economía (Hacienda en el caso de Chile) y Bancos Centrales
  • Ministros de Educación
  • Ministros de Justicia
  • Ministros del Trabajo
  • Ministros de Cultura
  • Ministros del Interior
  • Ministros de Salud
  • Ministros y Autoridades de Desarrollo Social.

Al respecto, se observa un gran dinamismo en el seno de las reuniones de Ministros del Interior, en el cual, Chile participa en los siguientes Grupos de Trabajo:

  • Grupo de Trabajo Especializado Delictual
  • Grupo de Trabajo Especializado Migratorio
  • Grupo de Trabajo Especializado Aduanero
  • Grupo de Trabajo Especializado Financiero - bancario
  • Grupo de Trabajo Especializado Informática y Comunicaciones
  • Grupo de Trabajo Especializado "Capacitación"
  • Grupo de Trabajo Especializado Terrorismo
  • Grupo de Trabajo Especializado Tráfico Ilícito de Material Nuclear y Radioactivo
  • Subcomisión de Seguimiento y Control del Área Ambiental

Como otra instancia, se han implementado las reuniones de Cortes Supremas de Justicia; de Organismos Contralores; Defensores Públicos y Fiscales Nacionales, en las que Chile participa. A ello se suma la participación de parlamentarios chilenos en el Parlamento del Sur (PARLASUR) con derecho a voz. Chile ha mantenido una activa presencia en las distintas instancias institucionales del MERCOSUR, ya sea en las Reuniones de Ministros sectoriales, en el Foro de Consulta y Concertación Política y en el Consejo del Mercado Común (Ministros de Relaciones exteriores), que es el órgano político de mayor jerarquía. En esta última instancia se adoptan las Decisiones y Recomendaciones que son vinculantes al interior del MERCOSUR y respecto a los Acuerdos adoptados en el contexto del FCCP.

Asimismo, la Presidenta de la República y el Canciller participan en las Cumbres de Jefes de Estado y en el Consejo Mercado Común Ampliado (CMC) que se realizan en forma conjunta, dos veces por año, organizadas por el Estado. Parte que ejerce como Presidente Pro Témpore del MERCOSUR.

La Coordinación Nacional de Chile con el MERCOSUR Político la ejerce la Dirección General de Política Exterior de la Cancillería, a cargo del Embajador Juan Pablo Lira Bianchi, el encargado de la Unidad Mercosur es el Consejero Alejandro Marisio Cugat.

Por otra parte, el Representante Permanente de Chile ante la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) también ejerce funciones como Representante Permanente ante el MERCOSUR, con sede en Montevideo, dicha representación la ejerce el Embajador de Chile en Uruguay, Sr. Eduardo Araya.


MERCOSUR en la actualidad
MERCOSUR lo integran, como miembros plenos: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. El ingreso pleno de Venezuela aún no se perfecciona, hay negociaciones comerciales en curso y los Congresos de Brasil y Paraguay aún no aprueban el Protocolo de Adhesión. Los estados asociados son: Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Colombia, lo cual incluye a todos los países de Sudamérica, con las excepciones de Guyana y Surinam. La Presidencia Pro Témpore durante el primer semestre de 2008 estará en manos de Argentina, mientras que Brasil coordinará las tareas del bloque durante el segundo semestre.

Desde su ingreso como miembro asociado al Mercosur, Chile ha procurado fortalecer el mecanismo regional mediante una participación activa en las diversas cumbres, foros, reuniones ministeriales y sectoriales. Chile ha buscado liberalizar la circulación de bienes y servicios; facilitar la plena utilización de los factores productivos en el espacio económico ampliado; impulsar las inversiones recíprocas; promover la complementación y cooperación económica, energética, científica y tecnológica, y la conectividad. Además de impulsar la convergencia y la cooperación en materias sociales, educativas y culturales, especialmente aquellas que más beneficien a nuestros pueblos.

Chile considera a esta entidad como un órgano de gran relevancia para el proceso de integración regional y un valioso instrumento para coordinar posturas internacionales. Existe plena voluntad e interés por mantener y profundizar la participación de Chile en las actividades de Mercosur, al más alto nivel y en todos los órganos que correspondan. En especial, en aquellos vinculados al Foro de Consulta y Concertación Política (FCCP), el cual, junto a las reuniones de Ministros y las Especializadas constituye una instancia clave para el examen y coordinación de la agenda política del Mercosur y sus Estados Asociados, incluyendo temas como la Defensa de los Derechos Humanos y la Democracia, asuntos internacionales y de interés común relacionados con terceros países, y organismos internacionales.

Chile ratificó en la última Cumbre (XXXIV Reunión de Jefes de Estado del MERCOSUR y Estados Asociados) realizada en Montevideo el 17 y 18 de diciembre de 2007, su compromiso con la integración regional. Para ello propuso continuar profundizando la relación comercial con el organismo, lo mismo que su participación en las distintas instancias del bloque.

Chile considera imperativo consolidar la dimensión política y social del proceso de integración y generar las sinergias entre los diferentes procesos en este ámbito. Apoyará los distintos proyectos regionales tendientes a lograr la necesaria complementación energética. Asimismo, impulsará aquellos proyectos de infraestructura identificados como prioritarios en el marco de la IIRSA y que sean comunes a los países del MERCOSUR.


Relaciones comerciales Chile-MERCOSUR

El acuerdo con el MERCOSUR es parte de una concepción de inserción diversificada de Chile en el mercado mundial e impulsada por los gobiernos de la Concertación. El Acuerdo Chile - MERCOSUR es el resultado de un complejo y multifacético proceso de negociación, siendo sus principales objetivos los siguientes:

 

  • Establecer un marco normativo para constituir un espacio económico entre Chile y MERCOSUR.
  • Establecer una zona de libre comercio de bienes en un plazo máximo de diez años.
  • Facilitar el desarrollo y utilización de la infraestructura física y de las interconexiones bioceánicas.
  • Establecer las condiciones para iniciar una gradual liberalización del comercio de servicios (se espera finalizar las negociaciones en curso durante el 1er semestre de 2007).


Desde la vigencia del Acuerdo hasta la fecha, la Comisión Administradora, órgano encargado de administrar y evaluar el ACE, ha celebrado numerosas reuniones ordinarias y extraordinarias logrando resolver importantes problemas comerciales, contribuyendo así a la facilitación del intercambio recíproco. Asimismo se han aprobado 45 Protocolos Adicionales que abarcan amplias y significativas materias.


Análisis comercial
Durante los más de diez años del acuerdo con el MERCOSUR, han ocurrido una serie de hechos que han complicado las relaciones comerciales con dicho bloque.La crisis financiera en Brasil de 1999, provocada por desequilibrios macroeconómicos internos, agravado por un elevado déficit fiscal, obligó a que se devaluara el Real en más de un 85% frente al dólar, lo que afectó las relaciones comerciales entre Chile y Brasil.


Posteriormente, a fines de 2001 explota la crisis Argentina. La prolongada recesión y acumulación de deuda pública, llevó al Gobierno de ese país a suspender el pago de la deuda externa y a devaluar su moneda en más de 300% producto de la modificación del sistema de convertibilidad.


El vigoroso crecimiento del PIB y del ingreso per cápita en Chile en los 90 se traduce en un fuerte aumento del consumo de bienes agrícolas componentes de la canasta básica: carne, trigo, arroz, aceites, otros.

La disminución unilateral del arancel chileno, desde 11% a 6%. Se benefician importaciones desde MERCOSUR, excluidas de la desgravación negociada para los años iniciales de vigencia del acuerdo.

Si bien los hechos señalados anteriormente, van acentuando el déficit de la balanza comercial, no alteran mayormente una tendencia deficitaria casi histórica con el MERCOSUR.

Comercio Chile-MERCOSUR
(Cifras en millones de US$)


2002 2003 2004 2005 2006 2007
Exportaciones Totales hacia Mercosur 992 1.226 1.951 2.468 3.679 4.401
Exportaciones no agropecuarias 861 1.104 1.808 2.301

Exportaciones agropecuarias 131 122 143 168

Importaciones Totales desde Mercosur 4.810 5.911 7.092 8.795 9.101 9.166
Importaciones no agropecuarias 3.985 4.981 6.004 7.505

Importaciones gas y petróleo 1.475 1.837 1.737 1.624

Imp. no agropecuarias sin gas ni petróleo 2.510 3.144 4.266 5.881

Importaciones agropecuarias 824 929 1.089 1.290

Balanza Total -3.817 -4.685 -5.141 -6.327 -5.422 -4.765
Balanza no agropecuaria -3.124 -3.878 -4.196 -5.204

Balanza no agropecuaria sin gas ni petróleo -1.649 -2.041 -2.458 -3.580

Balanza agropecuaria -693 -807 -946 -1.123

Fuente: DIRECON

Evolución del Comercio de Chile con los países del MERCOSUR
(Cifra en millones de dólares)

Imagen

También se debe considerar el factor de mayor demanda energética (gas y petróleo) desde Argentina, dado que a partir de la década del noventa. Ambos productos representan un 22% del total importado desde MERCOSUR en el año 1996, sin embargo en el 2003 alcanzó al 31%, y se reducen luego al 7% el año 2007.


En todo caso, gracias al ACE 35, nuestros productos ingresan a los mercados de los países del MERCOSUR en posiciones mucho más ventajosas que los competidores de terceros países. Esta apertura comercial ha permitido que los empresarios chilenos puedan competir con sus pares de los propios países del MERCOSUR, lo que sería muy difícil en este mercado altamente protegido si no existiera el Acuerdo.

En efecto, de no existir el programa de desgravación del ACE 35, las exportaciones chilenas pagarían un 8,3% de arancel promedio. Esta situación es más favorable aún a partir del 1º de enero de 2006, al considerar que un 98% de las exportaciones goza de una preferencia de 100% sobre el arancel. Hay que tener presente que los exportadores de manufacturas y de recursos naturales procesados, entre los que se cuentan muchas PYMES, están entre los principales beneficiados del ACE 35. En efecto, los productos industriales y los bienes procesados a partir de recursos naturales, han sido un componente principal de la canasta exportadora al MERCOSUR, representando en el año 2007 un 46,9% del total exportado al bloque.

Otro importante vínculo económico entre Chile y el MERCOSUR, es la inversión directa. Al amparo del ACE 35 y del conocimiento de los mercados del MERCOSUR realizado por nuestros empresarios, se han potenciado las inversiones chilenas directas en los países del MERCOSUR. Este fenómeno, inédito en la historia económica de Chile, es una expresión concreta de una globalización que trasciende lo puramente comercial y se extiende a los más diversos ámbitos. Se puede decir, entonces, que la participación inversionista de Chile en los países vecinos constituye una contribución relevante a la integración sub-regional.

 

Exportaciones Chile-MERCOSUR
Las crisis sufridas por algunos países del MERCOSUR, sumado a la suscripción de nuevos Tratados de Libre comercio por parte de Chile que amplían considerablemente los mercados existentes, han incidido en el déficit comercial con ese bloque, pese a los crecimientos auspiciosos de las exportaciones chilenas a MERCOSUR en los últimos años.

MERCOSUR en el 2007, fue el quinto destino de mayor relevancia de las exportaciones totales de Chile al mundo, clasificados por destinos con acuerdos del programa de liberación comercial.

Según sector económico, en el 2007, un 3,3% de las exportaciones a MERCOSUR corresponden a Sector Agropecuario Silvícola, 47,5% Sector Minería, y un 46,9% a la Industria de manufacturas.

La minería extractiva chilena vende al MERCOSUR más de 2.000 millones de dólares al año, aumentando en más de ocho veces el volumen de ventas entre el periodo 1994 y 2007. Este negocio concentra el 47,5% de las exportaciones totales de Chile al MERCOSUR.

En el año 2007, las exportaciones de Chile a MERCOSUR ascendieron a US$ 4.401 millones lo que representa un aumento del 19,6% con respecto al año anterior.

Este significativo incremento de las exportaciones chilenas a MERCOSUR se debe fundamentalmente al aumento de las compras de Argentina (14%) y de Brasil (21,6%).


Importaciones de Chile desde MERCOSUR
En el 2007, las compras a MERCOSUR alcanzaron a US$9.166 millones, siendo el principal bloque que nos abastece de importaciones. Esto representa un aumento del 0,7% con respecto al año anterior Al descontar las compras de petróleo y otros combustibles a este socio, nos queda un monto importado de US$6.911 millones este período. Las compras, incluido combustibles, a Argentina fueron US$4.329 millones, Brasil US$4.497 millones, Paraguay US$220 millones y Uruguay US$119 millones.

Balanza Comercial Chile-MERCOSUR
La actual relación comercial con MERCOSUR está marcada por un acentuado déficit, que a diciembre de 2007 alcanzó a los US$4.765 millones. De este déficit, US$3.452 millones correspondieron a la relación comercial con Argentina (72%) y US$1.141 millones correspondieron a déficit comercial con Brasil (23%).

Considerando el año 2007 respecto al período 2006, el déficit comercial se redujo en más de 600 millones, alcanzando los US$4.765 millones el 2007, versus US$5.421 millones el año 2005.


Chile en el comercio exterior de los países de MERCOSUR
La posición de Chile en el comercio exterior de los Estados Miembros del MERCOSUR puede ser considerada como privilegiada. En el año 2007, Chile representó un 7,4% de las exportaciones de Argentina al mundo, siendo el tercer destino más importante; es el 8º destino más importante para las exportaciones de Brasil, con una participación de 2,7%; representa el 4º mercado para las exportaciones de Paraguay y el 9º para los productos del Uruguay.


Inversiones recíprocas

Inversiones chilenas en países de MERCOSUR. Volumen y distribución sectorial
La inversión chilena directa en los países del MERCOSUR, especialmente en Argentina y Brasil, representa parte importante del total de las inversiones chilenas en el exterior.

El stock acumulado de inversión chilena en los países del MERCOSUR entre 1990 y 2007 se eleva por sobre los US$22 mil millones, lo que representa un 57% de la inversión total de Chile en el mundo. Las inversiones en Argentina totalizan unos US$15.000 millones, o un 64% del total invertido en MERCOSUR; Brasil, por su parte, concentra US$7.227 millones, o un 31% del total invertido por Chile en el bloque regional.

El proceso de inversiones chilenas en los países de MERCOSUR puede ser considerado efecto directo de la profundización de nuestras relaciones comerciales. Tras el conocimiento del mercado del MERCOSUR, numerosas empresas chilenas decidieron instalar procesos productivos en los mercados locales.

Países Nº Empresas Inversión (US$ MM)
Argentina 300 14.000
Brasil 60 5.900
Paraguay 13 89
Uruguay 40 990
Total IED Chile en MERCOSUR 389 20.979 (59%)

Fuente: DIRECON, Depto. Inversiones en el Exterior. Cifras del Banco Central de Chile.

 

Inversiones de países de MERCOSUR en Chile. Volumen y distribución sectorial
El stock de inversión proveniente desde MERCOSUR alcanza a US$906 millones, lo que representa un 1,4% de la IED materializada en Chile. El principal inversionista es Argentina (52,3%), Brasil (35,5%). Uruguay representa un 12,0% de esta inversión, mientras que Paraguay menos de 0,1%. Esta inversión se orienta fundamentalmente a: Sector Industrial (16,3%), Alimentos, Bebidas y Tabaco (15,4%), Servicios Financieros (15,1%), Comercio (12,5%), Construcción (11,6%).

Artículos Relacionados: